“Capital cosmopolita de la gran nación rusa”

FOTOGRAFIAS: Fuente Externa

Visitar la ciudad de Moscú, capital de Rusia, es uno de los sueños de todo viajero; conocer este destino cultural e histórico que llena todos los requisitos es indispensable a la hora de viajar por el mundo. En la ciudad de Moscú podemos encontrar un gran variedad de interesantes atracciones turísticas, espectáculos culturales de lujo y esplendor, digno de esta ciudad imperial, dueña de un paisaje urbano lleno de drama, arte y arquitectura, historia, majestuosidad, cultura y leyendas.

El clima continental de Moscú cuenta con cinco estaciones: Primavera, verano, otoño, invierno e invierno ruso.

La historia de Moscú inicia en el Kremlin un complejo que alberga al presidente de la nación y los tesoros de los zares en la Armería. Fuera de sus murallas se encuentra la Plaza Roja, el centro simbólico de Rusia. Aquí fue fundada la ciudad y es probable, que sin temor a equivocarnos, desde aquí, nació un gran país. La Plaza Roja es el corazón de Moscú, el lugar más visitado y el espíritu de la ciudad, caminar por la plaza es emocionante, cada detalle de este lugar es impresionante, la energía que sentimos al observar su arquitectura es indescriptible, recorrer las murallas de la antigua fortaleza es impregnarnos de historia, y ni hablar de la magnificencia de la Catedral de San Basilio, nos deja sin aliento.

Como es de todos conocido, Rusia vivió sumido en un letargo del régimen comunista, del que hace poco tiempo salió victorioso, adaptándose lentamente a un nuevo sistema político, menos hermético y mas democrático. Las influencias del estado soviético se mantienen vigentes en diver- sos rincones de la ciudad. Los monumentos en honor a los héroes caídos y a las batallas de sus victorias son protagonistas en sus calles y plazas. Lenin y Stalin tienen su protagonismo en algunos espacios, y que causan curiosidad del turismo, invitándolos a conocer aun más sobre estos dos personajes, que dividieron la historia de Rusia, en un antes y en un después.

Moscú se encuentra ubicada a orillas del rio Moscova; es una mega ciudad, la segunda de Europa en población, después de Estambul. Es además, un importante centro económico, cultural, político y científico de Rusia y del continente. Como en cualquier ciudad del mundo, al viajar a Moscú debemos cuidar nuestra seguridad, es- pecialmente con carteristas en lugares públicos como las estaciones del tren o del metro. Es re- comendable traer consigo, siempre que salimos a la calle, una copia del pasaporte o del visado, la policía tiene todo el derecho de pedir una identificación internacional y es correcto mostrarle estas copias, son aceptadas como bueno y válidas, por lo que recomendamos no olvidarlas nunca. La mejor época para viajar a Moscú es en la primavera. Es una estación muy bonita en la ciudad y la temperatura es agradable comparada con otras estaciones del año. En el verano los días son bastante largos y animados, agradable pero húmedo, es una buena época también. El otoño es hermoso, un tanto frio, pero podemos disfrutar de muchas actividades culturales. El in- vierno es largo, muy frio y los días muy nublados y oscuros; en navidad la ciudad se engalana de magia y decoración alusiva a esta época festiva.


Ver más en edición impresa | REVISTA FIRST CLASS 54